sábado, 25 de diciembre de 2010


Estamos en los ocasos temporales
Que pronto dejarán de ser ocaso
Y volverán (volveremos) a ser comienzo,
Cíclicamente, psicológicamente.
Y con estos ocasos,
Con la ambivalente suerte de quién se siente doble
Recuerdo las manos sangrantes,
Los pasos firmes por la calle a las 10 de la noche,
A nuestros cerebros drogados
Imaginando días mejores
Con más droga y mejores rocanroles.
Cuanta historia en nuestros cuerpos violados de noche
Y ebriedad,
Que se caían a pedacitos
Como todo en nosotros.
Las casas se quedaron un paso atrás,
Las camas pasadas a sexo incógnito,
A sexo con y sin recuerdos,
Pero sin amor,
También se quedaron atrás,
Rebotando en una inconciencia colectiva
Y adictiva.

Tanto rehuir por siempre esa suciedad
Sin darme cuenta que yo soy así,
Antes, a veces,

SUCIA
La incomodidad usual no nos abandonará.
Fumas un cigarro, no sabes que decir
y créeme que nos sucede a todos,
Estamos un poco enfermos de la garganta
Nadie puede pronunciar palabras,
Como dice mi caja, somos la herencia de una madre enferma,
Una madre que es familia, una madre que es machismo
Una madre que es sociedad desde hace no más de 50 años atrás.
Y aquí estamos, riéndonos por cortesía
Pensando que varios de nosotros sentados a la mesa
Actuamos como unos conchasdesumadre muchas veces,
pero, no somos mala gente, al menos eso creemos.
Bueno no, en verdad no
Porque no saber comunicarnos no nos hace malas personas,
Porque pensar que la navidad como se pinta en el sueño americano esta bien, tampoco nos hace malas personas
Sólo nos hace ser unos deseadores de nada,
Unos ilusos,
Porque no poder verbalizar lo que sentimos no nos hace malas personas,
Sólo nos hace comunes y corrientes, nada particular.

No somos malas personas, sólo somos tontos.

jueves, 23 de diciembre de 2010

Christmas at the supermarket


Siempre este tiempo es una confusión,
En su mayor parte logra potenciar
Lo peor de nosotros mismos.

Regalar monotonía, billetes por bolsillos vacíos,
Compras con gift cards,
Pollos feos,
flacos viejos pascueros pidiendo monedas en un jarrito de té,
Mamás flaites e hijos llorones,
Sistemas que colapsan, fealdad.

Ninguna coherencia at the supermarket

miércoles, 1 de diciembre de 2010

POP PORN


sequedad en la boca y otras partes,
me seco, intento correr como gato pero no puedo
me hundo en mi cama, me hundo, oyes? me hundo.
veo esas caras de bienestar fingido,
pienso en cómo me siento a veces
cuando esa otra parte me habla y
no soy conciente, no puedo callarla,
me obliga a ver la perversión
la ridiculez y esa intensa visualidad de POP PORN
que tanto rehuyo, y que tanto me atrae.
Yo siempre pensé qué diría la gente de esto
Pero la gente no puede decir nada,
porque yo no les cuento.

martes, 7 de septiembre de 2010

Agustín


Intentarás combatir la tasa fija de interés,
El paso de los días,
Los ceros que se suman,
Ceros, ceros
Redondos como el vacío.

Adelgazarás tu cerebro
Producto del terrorismo televisivo de yingo,
Mas tus cadenas seguirán igual de pesadas.

Con mucho esfuerzo lograrás un día domingo
Comer un bictec, tomar una cerveza
Y echarte en tu cama a leer el diario,
Para después mirar a tus hijos y pensar
Que no eres feliz,
Que 50 años son nada,
Que se te pasó la juventud,
Que antes deseabas justicia para tu pueblo,
Libertad, humanidad,
Y ahora sólo quieres callar al pasado
Y tomarte un vaso de pepsi.

La vida siempre esta pisoteándote la cola
La que llevas entre las piernas,
El fracaso, tú, FRACASO,
Tú, DERROTA,
Ahora que te han cercenado la lengua
Y que tú has enterrado tus glorias,
Escondiéndote de tus vestigios,
Diciéndome que baje la voz porque lo que te digo
Es demasiado cierto para ser cierto
Demasiado gritable para ser gritado en tu oficina.

Ya nunca hay tiempo me dices,
Y mientras me dices eso me pierdes,
Te pierdes mi niñez,
Mi adolescencia,
Mi rebeldía,
Te pierdes mis historias, mis preguntas.

Cuántas ganas me dan de darte la mano,
De llevarte de viaje a la India,
Que juntos vayamos a un concierto de Grand Funk,
Que vuelvas a tocar guitarra,
Que vuelvas a soñar viejo, que vuelvas a soñar,
Que vuelvas a llevarme en tus hombros por la playa,
Que vuelvas a ti mismo y todo lo que te rodea se vaya al carajo,
Aunque enfrentándolo entienda que ése eres tú
Ése que vino antes de mí
Y que ya no sigue jugando,
Ése que vive la vida sentado,
Pensando en cuando mierda las cosas van a cambiar,
Y que ojalá ese día llegara luego,
Para no tener que vender el auto,
Por que puta que es jodido ir al super en micro.

domingo, 29 de agosto de 2010

miércoles, 25 de agosto de 2010

Te rayo, te escribo, te dibujo en la cara,
Pelo tu cuerpo como una naranja,
Huelo tus cáscaras
Siento tus texturas,
Se abren los volcanes
Y así también las calles
Y salimos todos, al encuentro de nosotros mismos.

CORTE

Ahora ya no pelo tus cáscaras,
Ahora te escupo
Como antes me sentí escupida yo
Por ser siempre tibia.
Ahora te escupo por que me dieron ganas,
Por dar la impresión del
Cabro quitadito de bulla,
Por caerle bien a mi madre,
Por ser tan sínicamente detestable,
Te escupo porque sé que siempre fuiste otro
Otro que nunca quise,

Y sin querer queriendo, sí, te sigo escribiendo, jajajaja.

Deja de leerme.

CHAO

domingo, 15 de agosto de 2010

Pienso en esto, en lo que justamente no quería pensar
Pero, no puedo evitarlo,
No puedo tapar tu adolescencia
Me es imposible creer que eres otro
Imaginárte distinto
Cuando tus aparentes virtudes
Se esfuman, así, con el invierno.

Te recortas desde la ciudad
Entre esas luces titilantes de las casas en los cerros,
Despiertas cerca de la cruz
Pero no entiendes eso que esta a tu alrededor.

Supongo que vives en un constante retraso
Siempre intentando ponerte al día,
Pero yo te veo baby, y te veo triste
Siempre triste, aburridamente triste,
Y yo cariño,
Quiero vivir la vida de pie,
Caminando,
No encerrada en tu cabeza, o en la mía.

No me molesto baby, yo siempre supe que te estabas anunciando.

sábado, 7 de agosto de 2010


Muchas son las cicatrices en mis manos que han hecho irregular el camino de mis líneas. Tantos deseos de libertad vuelven impredecible y vertiginosos los viajes y esa energía increíblemente contenida no encuentra horas ni lugares para dejarse sentir. La pertenencia se hace borrosa, difusa, desconocida, y ya el devenir marea. Está muy bien la regularidad para algunos, esos cuyas vidas entran bajo el concepto del conducto regular, pero, ¿Qué pasa con aquellos pequeños renacuajos que no siguieron el caudal y viven hoy sumergidos en otras aguas?
Ni mil pistolitas de agua apuntándote podrían asemejarse a esa extraña sensación de extravío. Es necesario, ¡Imperioso! Romper uno de tantos (pasados y futuros) cascarones, y empezar a nacer de nuevo.

sábado, 24 de julio de 2010

MIAU!


No me gustaría pensar en ideas posteriores cuando evoco tu presencia, pensar en la muerte, el en ce finit de algo, o cómo sea eso que se escriba. Yo sólo quería que supieras que a veces olvido las cosas, que tengo una memoria infiel, que no recuerdo todos nuestros recuerdos. A veces hasta la palabra nuestro me suena tan extraña y por eso no me dan ganas de decirla, no me dan ganas de pensar con los pronombres de los complementos, lo dual. Eso sí, esta poca comprensión del momento se me hace cada vez mas confusa, pero también cada vez mas real, y me acostumbro a ello, sólo que no sé cuanto rato me dure. Me aburro rápido darling, e intentando hacer algo distinto a lo que alguna vez hice (o no hice) en un pasado no muy lejano, necesito cambiar los aires, las cosas, las ropas, para no caer en la fomedad y morir.

MIAU!

martes, 20 de julio de 2010


Las palabras desgastadas ya se han vuelto evidentes, redundantes, aburridas. Sensaciones asqueantes desde dentro hacia fuera, y desde fuera hacia dentro, y hacia todos, y nadie. Esa ambivalencia idiota del débil termina por siempre cansando a los dioses. ¿Qué hacer ante esta eterna sensación de mierda? Ese no poder convivir ni con uno mismo, el creer que alguien, o algo, o algun lugar podrá eventualmente reparar estas grietas, cuando la verdad es ya sabida, pero no aceptada. ¿Qué se busca exactamente cuando no se siente nada? Yo sólo miro al cielo y pienso que la oscuridad no es un lugar tan desagradable.

jueves, 1 de julio de 2010


Estoy tan mareada que me miras a los ojos y yo veo uno, no dos, siento que me clavas con esa intensa sensación de nada, de vacío, confusión. Estas a ratos en mi cabeza, luego simplemente te vas. Con todo de mí he logrado la negativa exitosa a esa constante catástrofe del músculo bombeante. Por el momento me he dedicado a elevarme por los aires, perder un poco el cerebro y sentir.

martes, 22 de junio de 2010

Una tarde

Un vuelo. Colores, mucha música
Escaleras al cielo brillante, espirales

Frescura, aire

Nada más.


you see, even nature reacts on me

lunes, 21 de junio de 2010


Y comencé a llorar. Ya no había nada que hacer

El vidrio en el piso
Los puchos


La ropa interior tirada.

Sexo sin recuerdos

Ebriedad.

Wrong


Recostada en mi cama pienso en los días, en como pasan, en el otoño, en todas esas hojas caídas. Pienso que he perdido el tiempo, y que eso no está siempre mal. Pero ahora no me siento bien, percibo esa odiosa pero ya conocida sensación que siempre intenta botarme al suelo sin ningún remordimiento. Es esta cabeza la que tanto me traiciona y me hace preguntas que yo no puedo contestar. A veces me siento segura de mí, pero otras veces tengo miedo de esta cabeza que me paraliza, que no me deja avanzar, dar el próximo paso, que no entiende que hay otras cosas esperandome, queriendo más de mí. No sé como despegar esta estupidez, esta insulsa repetición, tediosa letanía pegajosa. Es extraño reconocer que todo esto viene desde mí y que algo me detiene, darse cuenta de que a veces sí es real, y lo siento. Ha comenzado mi temporada del vacío, del vaso lleno, de la luz y de la sombra, lo húmedo y lo seco. Cómo decirle que no a esta extraña adicción del cuestionamiento y la verbalización del cuerpo. Cómo explicarle al mundo que a veces no puedo, porque soy una cobarde, una ilusa sin sentido, que vaga constantemente por lo sombrío de su corazón, omitiendo por siempre la luz, volviéndose tan de la luna que da rabia, y pena, y a veces tal vez impotencia.

tan tontita camila, siempre lo mismo.

miércoles, 2 de junio de 2010

OIGA COMPADRE!


Estamos dormidos. Cómo poder explicar esta ansiedad que siento, producida por todo lo que me rodea, aunque sienta que nada me pertenece. Bombardeo de información, de formas preconcebidas sobre cómo hacer las cosas, nos dicen cómo vestirnos, dónde ir, cómo actuar, y, ¿Quienes son ellos? Si a mi no me conocen, ni yo sé quien soy. Subjetivizando la subjetivización de otros, entonces compadre ¿Qué me queda? Pura basura fácil de digerir. Esto de andar sin dinero y sentirse casi desprotegido, que horrible sensación, pura paranoia persiguiéndonos a donde sea que vayamos! Este sistema ya nos tiene atrapados y nos quiere por completo, y aunque queramos no ser parte, eso le da risa a este sistema compadre! Y hasta es necesario para que esta shit siga viviendo, esto es peor que un gremling loco en tiempo de lluvia. Aquí son todos los días martes 13, y no quiero ser pesimista, pero todo es aún mas malicioso de lo que uno cree, todo esto es una puta treta política que quiere funarnos, porque lo único que quiere de nosotros es que no nos organicemos, que seamos adictos a todos sus productos, sus drogas, sus alcoholes, y toda la basura que nos vende, que nos invade desde el día en que nacimos. Nos cambian mierda por caca. Crean hombres y mujeres "perfectas" en sus publicidades, en sus gigantografías, seres inventados que no tienen nada de reales pero que hoy ya se configuran como una realidad latente que se acerca, que nos deprime, que nos hace creer que estamos mal, gordos, feos, perdidos. Tal vez deberíamos dejar de creer que esto es real. Todos estos "hombres grises" nos persiguen con sus ideas de perfección, de éxito, de belleza, del sexo, y nos ponen en la cara a la mujer con grandes atributos que no importan realmente, o al hombre con feroz bronceado y cuerpo, cuando eso es sólo un distractor a toda la mierda que viene detrás de esa campaña, porque dime tú compadre, después de esos cuerpos bronceados ¿Qué queda? Estos tipejos estan en tremenda organización para destruir todo lo bello que tiene el mundo, se van a todos lados buscando los recursos naturales para seguir chupando a nuestro mundito que se va extinguiendo, y que nos reclama ¡Hey, aquí estoy yo! Contaminan los mares, los aires, la tierra con sus macro-industrias donde logran la alienación del humano, y nos reducen al cero! No nos respetan, no nos protegen, nuestro derecho al habla se ve mermado por ese poder sucio que manejan. Gente imprescindible y desechable. Y al respecto, qué hacemos? ¿Qué haces tu compadre? Yo sé que cuesta, que es difícil, pero de algo de empieza, por eso YA ES HORA.

¿De qué? Tú sabes.

jueves, 6 de mayo de 2010

Antes, cuando era mucho más horrible



Me iba mejor.

martes, 27 de abril de 2010

hueles a rayos querido


La transición ya fué muy larga. Novo mundo (conociendo) del espectro social. Estoy esperando a que no llegue la hora en la que me traiciono. Esta vez confío en que podré seguir esquivando y atrapando, según sea la ocasión.

Eh, tú cariño! Sí, tú, no te detengas, no hagas caso a este llamado, tú solo sigue caminando por favor, no escuches mi deseo. Estúpida oportunidad de estupidizarnos, Honey, ¿Quién lo diría?

WHAT A TERRIBLE WASTE OF TIME

Salte de mi oído!

viernes, 12 de marzo de 2010


Caer, ¿cómo caen los años en tan poco tiempo?
Movimientos violentos de la siquis interna del universo.
Intenta correr, prender la luz, bajar las escaleras, creer que no pasará nada, y ahí tienes luego el mundo a tus pies, intentando dimensionar el dolor sin siquiera poder hacerlo. Las campanas suenan, el reloj da vueltas cada vez mas rápido, la sicosis se hace eterna y el sueño mas liviano, el miedo, el terror y la angustia pasan a ser parte esencial de tu vida, y te das cuenta de que no pasa tan rápido como lo esperas.
Las fotografías de un pasado lejano y en blanco y negro lentamente pasan la cuenta, ese caerse reiterativo, el quebrarse, parar. Ya nada será igual, la energía no se pierde, y nosotros estamos asustados. Los perfumes, los abrigos guardados para el invierno, el viejo traje de fiesta, conservados siempre para la ocasión, impregnados del viejo vaho, la naftalina, antes divertidos, hoy por hoy en el suelo, destruidos por la destrucción, por la violencia, por esa falsa seguridad en la que tanto solemos creer. Somos más de barro de lo que creía, y hoy me veo un poco destruida, un poco asustada, reconociendo que se viene el fin, no ahora, pero pronto, tratando de volver a edificar eso que tanto extraño, esa falsa seguridad de la que hablo, donde nada es permanente, donde todo cambia, y asi como comienza termina, y luego se vuelve a levantar.

Debemos despertar, y volver a levantarnos.

jueves, 25 de febrero de 2010

sin sentencias


Separados por la configuración del mapa plástico nos vamos alejando, cada vez más, sin tener reales razones para guardarnos en los recuerdos. No te conosco, no te extraño, no te necesito, la distancia espacial es mucho mas grande en tu cabeza, y cada vez más tú te encierras en tus grandes jardines, donde la gente huele bien, y toma buen café.
Te veo pasar a través de los vidrios en la micro, cuando voy a tus sectores, y no sé cuál es la parte de tí que me perdí, que nunca entendí, a la que nunca perteneceré. No logro entender cuál es la seguridad falsificada a la que te aferras, el no querer mirar ni escuchar, ese angustiosa necesidad de escapar, en todos los sentidos, a tus propios sentidos también, y cerrar tu puerta a todo lo ajeno, a todo eso lejano, poco vistoso, de colores tristes, de diversión sincera.
Antes te miraba y me hacías creer, o yo me hacía creer que estaba equivocada, perdida, que no me habían entregado lo que se debía. Ahora comprendo lo diferente de nuestras realidades, y no veo el por qué de avergonzarse.
Tantas palabras, tanto lenguaje existente para marcar tantas diferencias, para crear en nuestras cabezas más odio y mas ignorancia, y yo aquí, sin nadie que me hablé de la primavera, sólo sola, a la vuelta de la página.

miércoles, 17 de febrero de 2010


Un olor tan pegajoso como el aceite y la fritura me invaden. Será que yo misma me he olvidado de mí y el olor a cuerpo enfermo y muerto se hace presente. Las paredes en las que me encuentro no pueden contenerme, ni los árboles, ni los recuerdos del sol en sus hermosas horas mágicas. La gente se evade, y me evade, no me creen, y no se creen, ya nadie confía en mis planes. Me siento tan sola dentro de esta cabeza, y este pobre corazón sólo quiere volver.

Parece que perdí algo, pero no sé que es, sólo sé que me falta algo, y con esto no me refiero a esa absura búsqueda de la gente que se siente vacía, porque yo no lo estoy, mi problema, es que estoy demasiado llena de cosas, y algo, en algun momento, se me perdió.

Tengo el pelo retorcido, y la piel se me sale, necesito un cambio.

Agua sobre el cuerpo, gota a gota me voy sintiendo tan sucia como me sentí antes, tal vez desde mi niñez. Este asunto ya no tiene muchas vueltas, es suficiente, no hay nada más que pensar. Esta agonizante llamada del cuerpo, del mal uso, de la individualidad en los procesos. Sociedad de resultados. Ya esos sueños, donde lo ví todo, ya de nada importan, de qué sirve saber tantas cosas si tú ya no existes, y no hay nada más que pueda enseñarte. Esto es sólo un confuso caos, de las manos, y la ceguera, el confuso caos donde yo me pierdo tantas noches, tantas estrellas fugaces, tantos deceos, estando aquí, haciendome adicta a la basura, volviéndome cada vez mas ciega. El pesar me lo quedé yo, y creo que tal vez, debíamos compartirlo, o simplemente, olvidarlo.