martes, 7 de septiembre de 2010

Agustín


Intentarás combatir la tasa fija de interés,
El paso de los días,
Los ceros que se suman,
Ceros, ceros
Redondos como el vacío.

Adelgazarás tu cerebro
Producto del terrorismo televisivo de yingo,
Mas tus cadenas seguirán igual de pesadas.

Con mucho esfuerzo lograrás un día domingo
Comer un bictec, tomar una cerveza
Y echarte en tu cama a leer el diario,
Para después mirar a tus hijos y pensar
Que no eres feliz,
Que 50 años son nada,
Que se te pasó la juventud,
Que antes deseabas justicia para tu pueblo,
Libertad, humanidad,
Y ahora sólo quieres callar al pasado
Y tomarte un vaso de pepsi.

La vida siempre esta pisoteándote la cola
La que llevas entre las piernas,
El fracaso, tú, FRACASO,
Tú, DERROTA,
Ahora que te han cercenado la lengua
Y que tú has enterrado tus glorias,
Escondiéndote de tus vestigios,
Diciéndome que baje la voz porque lo que te digo
Es demasiado cierto para ser cierto
Demasiado gritable para ser gritado en tu oficina.

Ya nunca hay tiempo me dices,
Y mientras me dices eso me pierdes,
Te pierdes mi niñez,
Mi adolescencia,
Mi rebeldía,
Te pierdes mis historias, mis preguntas.

Cuántas ganas me dan de darte la mano,
De llevarte de viaje a la India,
Que juntos vayamos a un concierto de Grand Funk,
Que vuelvas a tocar guitarra,
Que vuelvas a soñar viejo, que vuelvas a soñar,
Que vuelvas a llevarme en tus hombros por la playa,
Que vuelvas a ti mismo y todo lo que te rodea se vaya al carajo,
Aunque enfrentándolo entienda que ése eres tú
Ése que vino antes de mí
Y que ya no sigue jugando,
Ése que vive la vida sentado,
Pensando en cuando mierda las cosas van a cambiar,
Y que ojalá ese día llegara luego,
Para no tener que vender el auto,
Por que puta que es jodido ir al super en micro.