miércoles, 27 de junio de 2007

No fluye muy bien


Estoy así como cansada de no se qué. Siento que estoy trancada de ideas que no fluyen muy bien. No se me ocurre un lugar donde poder ir, y escapar un rato del movimiento molesto y conocido ya tantas veces, tanto tiempo. No sé donde ir, ni qué es lo que me gustaría sentir. Las guerras internas con la camila de dentro son confusas, poco entendibles. Me despierto y un mar de definiciones, de conceptos desconocidos me bombardea, y ni siquiera conosco las palabras. Lavadoras románticas de lecturas anónimas salen al encuentro de la imaginación hambrienta. Videos de otras vidas, ilusiones presentes me persiguen por todos lados, pero no intento escapar de eso. Quiero decirte algo y no sé que es, las voces retumban fuerte en la cabeza, el baile a ojos cerrados, la destrucción masiva. Caminar muchas horas por calles oscuras, sin nombres, jugando a ser, suponiendo finales antes del verbo vivir. Y nos miramos y ocultamos las bocas, humeantes, bajo texturas brillosas y perfectas. La música de otras épocas invade momentos presentes, y me siento desfasada de los juegos, y los corazones son rotos, y los amigos se mueren, las horas no llegan, el tiempo es estático. El pelo llega hasta la cintura, somos parte del cuento de hadas, el único cuento motivado entre paréntesis de nombres raros.

1 comentario:

Constanza Alejandra dijo...

no intento manifestar mi pensar, ni menos mi sentir frente a tu ensayo, tan solo sutilmente quería decirte que es lo mejor que he leido.

saludos :)